sábado, 4 de julio de 2009

Escúchame.

No intentes controlar mis emociones: escúchame.

Comprende mis sentimientos: no quieras cambiarlos.

No me des consejos tontos cuándo lo que busco es tu hombro para llorar: abrázame.

No somos iguales; tu eres hombre y yo mujer. Nunca seremos iguales ni quiero que lo seamos. Complementarios si, tu y yo somos el "todo". No quiero más el cuento de la media naranja; los dos somos naranjas enteras, y tronco, y ramas y flores de azahar. No tires de mí ni pretendas que cargue contigo. Dame tu mano y caminemos juntos.

10 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Un gusto inmenso leerte. me gusta tu blog.. tus escritos y ya te sigo.. ya te enlace también a mi blog de poemas para poder leerte con mas frecuencia..

Gracias por compartir tus escritos y tus visitas..

Saludos fraternos con cariño
un abrazo muy grande
besos..

Josep Julián dijo...

Complementarios significa ser socios en la vida, cada cual con sus objetivos pero sin tratar de cambiar al otro. Estoy de acuerdo y es la base de la felicidad: el mutuo respeto.
Un abrazo.

Sara dijo...

No habría ni un problema si eso fuera así.
Besicos.

S. dijo...

complemento sí,es bueno tener un compañero complice en la vida

ABRIL dijo...

Gracias Adolfo, me encanta leerte siempre.
Un cálido abrazo.

ABRIL dijo...

Así es Josep,si me quieres, quiéreme
como soy porque no puedo ser de otra manera.
Muchos besos.

ABRIL dijo...

De eso se trata Sara, de minimizar conflictos, de sumar alegrias y restar penas.
Besos.

ABRIL dijo...

S.la complicidad es posiblemente la mayor intimidad.
Un beso.

Paqui dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Paqui dijo...

Abril llevas toda la razón, la complicidad es lo máximo en una relacion. Un saludo